Estaba A Punto De Morir En El Campo Futbol Y Un Jugador Del Equipo Contrario Hace Lo Impensable Y…

Que impresionante ver lo que sucede en este campo de futbol y lo importante que es tomar las decisiones correctas y precisasa la hora de que tengas que actuar en segundos para salvar la vida de una persona. Es importante que te tomes unos minutos y conozcas lo que sucede en este partido que se torno en un gran susto para todos.

La historia que te traemos hoy como estaba a punto de morir en el campo de futbol y un jugador del otro equipo contrario actúa rápidamente de la manera que nadie se esperaba. Así que no dejes de conocer esta historia hasta el final y te des cuenta lo importante que es saber pensar en momentos como estos. Recuerda dejarnos tu comentario que tu opinión es importante para nosotros.

Un héroe no es quien lleve una capa si no el que toma la mejor decisión en segundos para salvarle la vida a otra persona.

Lieke Martens y Cristiano Ronaldo no fueron los únicos ganadores de la gala The Best de la FIFA. Francis Koné, el futbolista togolés del Zbrojovka Brno, asimismo se llevó un premio muy singular.

Un choque frontal, los 2 jugadores caen al suelo. Francis Koné, de 26 años, se levanta. Martin Berkovec, jugador de veintiocho años del equipo Bohemians mil novecientos cinco, no se levanta: está inconsciente.

El togolés del Zbrojovka Brno enseguida se da cuenta, introduce los dedos en la boca del portero contrincante y logra impedir que Berkovec se trague horriblemente su lengua.

Ya antes de este ademán, la grada del Bohemians mil novecientos cinco retumbaba de cantos racistas contra Francis Koné. Cuando el togolés del Zbrojovka Brno salvó la vida a Martin Berkovec, los insultos cesaron.

Desde ese partido de un día de febrero del año dos mil diecisiete, Koné se transformó en el héroe del torneo checo de futbol. En las redes sociales, Martin Berkovec agradeció al togolés que le hubiese salvado la vida:

“Me agradaría agradecerle a Francis Koné por salvarme y darme primeros auxilios. Estoy feliz que estuviese allá y se lo agradezco mucho”.

El primer día de la semana, Koné ganó el premio Fair Play dos mil diecisiete por haber auxiliado al portero contrincante Martin Berkovec del Bohemians mil novecientos cinco. Mas, si bien parezca surrealista, el togolés Koné ya había salvado a otros tres futbolistas ya antes.

“No es la primera vez que lo hago. Es como mi cuarta vez. Lo hice un par de veces en África, y una vez en Tailandia”, contó Koné a la prensa checa exactamente el mismo día del partido.

Francis Koné nació en Bondoukou, C. de Marfil, y se nacionalizó en Togo, en el nordeste de África. Ya antes de llegar a ser futbolista profesional, el joven Koné pescaba cangrejos y limpiaba vehículos para pagarse unas botas de futbol.

Con años de esmero consiguió dar sus primeros pasos en el futbol profesional en países como Tailandia, Omán y Hungría. Con respecto al hecho de jugar en un equipo checo, el togolés asegura lo siguiente:

“Cuando eres africano, un hombre negro, y juegas en un país como este, no es como jugar en Francia o bien Bélgica. Si bien las cosas mejoran, todavía hay mucho racismo. Cuando estoy en el campo trato de no prestarle atención. Mas es bastante difícil. El racismo me pone enfermo. Duele. Para nosotros, como jugadores africanos, es frustrante percibir cosas como ‘mono’ o bien ‘negro’.

Es indispensable que la FIFA premie, alén de la habilidad física, la deportividad y la competitividad justa. No obstante, si desean ser verdaderamente justos harían bien en tener más en cuenta a sus ganadoras femeninas.