Estudios demuestran que los maridos estresan a las mujeres el doble que los hijos

Las mujeres saben muy bien que dedicarse a sus hijos, a su crianza y a su formación no es tarea fácil, todo lo contrario, es una ardua tarea. Aún cuando trabajan, se ocupan de las compras, de la casa, las tareas, reuniones de colegio, lo que restringe a prácticamente ningún tiempo para ellas. ¿Y cómo colaboran sus maridos?

Es un rol y una responsabilidad que llevan desde el momento que aceptaron ser madres, y estas tareas incluyen el estrés que acarrea el afrontar edades difíciles para los hijos. Aunque sea una tarea muy complicada, tampoco es imposible y con dedicación y esfuerzo y sobretodo amor a ellos lo podemos lograr.

En este artículo conocerás el estrés que conlleva la crianza de nuestros hijos.

Aprende como lidiar con la crianza y tu marido

En ocasiones hay muchos padres que participan en la crianza de gran manera y en mucho tiempo, pero generalmente esta responsabilidad recae sobre la madre. Pero a veces, el mismo esposo estreza aún más que el niño.

Algunos estudios realizados a distintas madres han demostrado que el 45% de las madres indican que su estrés proviene más del esposo que de los propios hijos.

En cuanto tenemos una relación y nos vamos enamorando resulta inevitable hablar del futuro juntos y de cómo se llevaran a cabo sus proyectos como pareja y como familia, se originan preguntas como: ¿cuántos hijos tendremos?, ¿dónde viviremos?, ¿cómo realizaremos tales tareas…?

Pero pocas veces, por no decir nunca, las mujeres se detienen a preguntarle al hombre qué tan dispuesto está para contribuir con la crianza de sus hijos. Algunas veces se hacen pasar por obvias que sí lo harán, pero la verdad en el momento importante sucede la sorpresa de que no es así.

Parte de ciertos estudios realizados a varias familias en relación a la crianza de sus hijos como pareja ha demostrado que muchas mujeres sienten que el estrés de su día a día proviene más del esposo que de los mismo hijos y es que sienten esa falta de apoyo de sus maridos.

En muchas familias la respuesta del marido se basaba en la falta de pedir ayuda amablemente, ya que pensaban que la mujer podía solventar los problemas de la casa y de la crianza por ellas mismas.

Y es por esto que concluimos que la comunicación es fundamental, podría decir que lo más importante en una relación de pareja.