Nariz obstruida, rinitis o sinusitis? Su problema está en el intestino – sepa cómo resolver!

Si últimamente sientes dificultad para respirar es porque seguro presentas problemas con la nariz y esta se encuentra obstruida, puede ser entonces que tengas problemas rinitis, sinusitis o también puede ser que tu problema se encuentra en el intestino y pues no los sabes.

¿Te preguntarás entonces cómo puedes saber si el problemas es ese en realidad? resulta que existen síntomas que te pueden indicar si el problema también tiene que ver con el intestino, así que por esa razón en este artículo te vamos a hablar todo sobre ello y podrás saber cuales son esos síntomas. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo…Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Nariz obstruida, rinitis o sinusitis

Síntomas como tos, dolor de cabeza, fiebre y garganta irritada son ocasionados ​​generalmente por inconvenientes digestibles.

Pese a que esta información es poco compartida, una de cada 3 personas en el planeta ha tenido, por lo menos una vez en la vida, inconvenientes con la levadura llamada cándida, que en ocasiones se transforma en un hongo perjudicial para la salud.

Desafortunadamente, el villano se extiende velozmente por el cuerpo, alcanzando hasta los pulmones y el cerebro.

Esto es por el hecho de que las toxinas producidas por él entran en el torrente sanguíneo.

Para tener idea, una investigación de Mayo Clinic observó a 210 pacientes que tenían sinusitis crónica.

Por medio de las muestras de moco de la cavidad nasal, se comprobó que el 96% de ellos padecen de levadura un tipo de hongo.

Esto es, la sinusitis crónica no es más que una reacción del organismo que padece con hongos patógenos.

Ciertas personas, por ser más sensibles, terminan desarrollando inconvenientes mayores.

Ahora, con esa información, podemos concluir que tomar antibiótico para tratar la sinusitis puede ser pésimo, si bien traiga alivio.

Es que los antibióticos destruyen la vegetación intestinal, favoreciendo la proliferación de hongos como la levadura que es un tipo de hongo.

Los otros síntomas de la infección fúngica en el intestino son:

– Dolores en el cuerpo

– Mal aliento

– Fatiga

– Tontura

– Náuseas

– Acne

– Enfermedades vaginales

– Inconvenientes en la piel

– Irritación

Ciertos comestibles estimulan el desarrollo del hongo, como:

– Azúcar refinado

– Harina

– Comestibles lácteos (salvo el yogur natural)

– Bebidas dulces

– Bebidas alcohólicas (primordialmente cerveza)

Además de esto, ciertos fármacos, como los antibióticos son pésimos.

Por suerte, existen algunas opciones alternativas naturales que pueden combatir el hongo:

– Suplementos y remedios: busque suplementos a base de ácido caprílico.

Para quien no sabe, el ácido caprílico está en la composición del aceite de coco.

– También el ajo y cúrcuma y bicarbonato de sodio asimismo asisten con este problema.

– Usted asimismo debe consumir probióticos y comestibles ricos en lactobacilos, como el yogurt natural (mejor el casero)

– Dieta: como ya afirmamos, escapa de comestibles azucarados y bebidas alcohólicas.

– Lavado nasal: la receta para lavar bien y de manera segura es simple.

Ponga 1 cucharadita de sal y media de bicarbonato de sodio en un vaso con agua caliente.

Entremezclar bien y también introducir un tanto en la nariz.

Puede emplear un gotero o una inyectadora para ayudarte mejor.

Para dejar la solución todavía más fuerte, puede usar ciertas gotas de extracto de semilla de uva.

Aplicación:

Haga el lavado un par de veces al día, hasta el momento en que la infección se vaya.

Si su garganta está dolorida, puede gargareja con agua templada y sal.

Más los hipertensos no pueden hacer este lavado debido a la sal.

– Aromaterapia: si tiene difusor, puede poner ciertas gotas de aceite esencial.

Esto ayuda a abrir las vías aéreas y combatir la inflamación.

Los aceites más indicados son el de eucalipto, orégano y tomillo.

Con estas técnicas, probablemente sus inconvenientes respiratorios efectivamente desaparecerán o puede reducir considerablemente.